Tiene en su nombre todas las letras del principal dios de la mitología escandinava y le añade una “R” para resaltar aún mas la fuerza. Ha estado de vacaciones toda la semana y la aprovecha para construir la nueva web del club, se había prestado desinteresadamente y le pone interés, graba con el móvil los videos que nos mantienen al corriente de sus progresos, lleva dos noches terminando a las cuatro de la madrugada, las tablas con las clasificaciones le están dando más trabajo del previsto, migrar los datos de su ubicación actual a la nueva página web es pesado, no hay procesos automáticos, todo es a base de esfuerzo.

Hoy es la segunda vez que nos acompaña esta temporada, sus turnos de trabajo no le permiten acompañarnos en bastantes ocasiones y reserva los cambios de turno para las etapas importantes, las que están por venir en fechas más cercanas a La Pyreneenne, la marcha en la que ha puesto toda su ilusión. El día ha amanecido radiante, tiene esa luz que anuncia la llegada de la primavera y sólo el viento que empieza a soplar con fuerza resta lucidez al día.

El ritmo hasta Totana ha sido fuerte a pesar del viento y cuando empezamos la subida a “La Santa” por la huerta el grupo se divide y se vá con los más fuertes, está en buena forma y no pierde rueda. Iniciamos el descenso, ruido de frenada, el control de la bicicleta perdido, la doble bionda detiene la errática trayectoria, el ruido del golpe nos hiela la sangre, los corazones están encogidos, el día se ha vuelto gris. Ha subido por su propio pie a la ambulancia, en el camino de vuelta apenas hay conversaciones, pesa en el ánimo la incertidumbre por el alcance de las lesiones.

La preocupación de su madre y de su novia Irene en la sala de espera de La Arrixaca es evidente, aún no han podido verlo y aunque la información que nos han transmitido es optimista, no hay descanso hasta que puedan comprobarlo por sus propios ojos. El personal sanitario ha sido comprensivo con ellas y les han permitido una breve visita para que comprueben que no tiene fracturas ni lesiones importantes, tiene que estar en observación al menos 24 horas y le van a coser las heridas en la cara y el labio, no ha sido agradable verlo con la cara vendada pero se han tranquilizado.

Recuperate pronto Dorin, no queremos ir a la Pyreneenne sin ti.

Nos puedes seguir en :

Archivo Noticias

Strava

strava